25 de Abril de 2018

Opinión

Control de ausentismo  vs. salud como derecho

14 de Marzo de 2018

Por la profesora Claudia Introssi, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA).

Claudia Introssi

Desde el SUTEBA hace años exigimos un sistema integral de seguimiento de la salud de los trabajadores, superador del mero control de ausentismo al que estamos sujetos hoy los docentes.

El Estado siempre ha sido quien autoriza las licencias.

La nueva aplicación de control de ausentismo implementada este año sigue siendo una herramienta de control e imperfecta.

Es muy difícil comprender la lógica del empleador que pone en funcionamiento una aplicación para la justificación de las licencias que no está revisada y que ha traído más problemas que soluciones, salvo que la intención sea que no se logre registrar una licencia.

Nuestra preocupación es que los estudiantes puedan seguir cursando con un suplente y que los docentes no se vean afectados en el cobro de su salario mientras se recuperan de una afección

Son innumerables las dificultades que hemos detectado: errores en la aplicación, falta de capacitación por desconocimiento generalizado, la aplicación no contiene todos los diagnósticos, inexistencia de personal idóneo en la localidad para guiar y cargar la licencia.

Desde el asesoramiento que ofrece la Dirección General de Cultura y Educación, nos envía a los Consejos Escolares donde nos brindarán las respuestas y hasta realizarán la carga. Pues no es así.

Con la buena voluntad no alcanza. Necesitamos respuestas ciertas que den tranquilidad a quien está enfermo o accidentado. En cuestiones de salud y trabajo no podemos dejarlo librado a la suerte o suposiciones personales.

Otra vez el trabajador está indefenso frente a un sistema que solo quiere controlar. Una aplicación que se va rearmando día a día por las denuncias realizadas por los sindicatos quienes recibimos innumerables situaciones que nadie ha podido resolver. Mientras esto sucede los docentes necesitan respuestas ciertas que le den la tranquilidad que pueden comenzar su reposo.

No hay seguimiento y mucho menos espacios para discutir las causas de las enfermedades ni discutir sobre datos reales de ausentismo o salud laboral. Temas que seguimos reclamando en las reuniones paritarias.

Un docente que se enferma, sin una obra social que funcione como corresponde, se ve indefenso. Debe afrontar el intento o el cobro de aranceles indebidos, correr contra el tiempo ya que en 24 horas debe ingresar a una aplicación incompleta, imperfecta, donde quizás no esté el diagnóstico de su certificado médico.

La salud es un derecho, no es un privilegio. Como todo derecho no tiene precio.

El empleador debe garantizar condiciones adecuadas de trabajo y tener el personal capacitado para asesorar o resolver los inconvenientes que van surgiendo de la improvisación de esta nueva manera de controlar el ausentismo.

 

 

Por la profesora Claudia Introssi, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA).

 

 

 

×

Comentario de los Lectores

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.