25 de Septiembre de 2018

Política

El gremio del comercio actualizó el aumento salarial con cláusula gatillo

9 de Enero de 2018

Los trabajadores sumarán un 6 % hasta marzo. En la CGT insisten que las próximas paritarias deben sumar el ajuste inflacionario.

Centro

La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y las cámaras empresariales de la actividad firmaron ayer en el Ministerio de Trabajo el acuerdo convencional de aplicación de la “cláusula gatillo” por inflación, por lo que los trabajadores de ese sector percibirán desde enero y hasta marzo inclusive 2 por ciento de aumento salarial mensual con lo que alcanzará 26 por ciento la mejora de los sueldos del sector en 2017.

“Se convino la aplicación de esa cláusula prevista en la paritaria 2017, que totalizó un 6 por ciento en tres meses y representa un 26 por ciento de mejora total para el año. Ese índice será por completo remunerativo”, precisaron las fuentes.

“De esa forma, hasta ahora comercio es la organización sindical que firmó la mejor negociación paritaria”, aseguraron las fuentes.

La mejora salarial a percibir entre enero y marzo próximo responde al desfasaje inflacionario producido durante el año, lo que había sido previsto en el acuerdo original. “El proceso inflacionario complicó las cosas, pero pudo saldarse a partir de la firma del acuerdo de aplicación de la cláusula gatillo oportunamente contemplada”, concluyeron.

Mientras, el dirigente cegetista Héctor Daer, integrante del triunvirato que conduce la central obrera, dio ayer por hecho que los acuerdos paritarios de este año deberán volver a contemplar una cláusula gatillo al destacar la necesidad de que los trabajadores “no pierdan ingresos ni poder adquisitivo”.

“Seguramente habrá que reivindicar una cláusula gatillo porque, si el Gobierno fracasa en sus pronósticos, lo que no podemos hacer los trabajadores es perder ingresos y poder adquisitivo”, aseveró el triunviro y secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA).

Techo. Así lo expresó en una entrevista que concedió ayer por la mañana a radio El Mundo, en la que planteó que “lo que no se puede hacer en la Argentina es que caiga el poder de compra del salario porque, si no, vamos a seguir en un espiral descendente”.

En cambio, desde el Gobierno nacional buscará fijar un techo de alrededor de 15 por ciento para el aumento salarial en este año y sin la clásula gatillo porque cree que ese será el porcentaje del costo de vida de 2018.

 

“Lo único que puede iniciar un punto de inflexión y que el país empiece a mejorar sus estándares laborales es la reactivación del mercado interno; estamos en un momento por demás delicado”, postuló, por su parte, el dirigente cegetista.

En ese marco, sostuvo que “las metas que se propone el Gobierno” en materia de inflación “nunca las viene cumpliendo”, con lo cual -estimó- será necesaria una “cláusula gatillo” en las negociaciones salariales de este año, del mismo modo que el año pasado.

Además, indicó que, si el Gobierno pretendiera “ponerle rigidez” a las negociaciones salariales, las paritarias “dejarían de tener sentido” y eso “generaría un marco de conflictividad muy grande”, con lo cual “el Gobierno también tendría que evaluar que no es bueno para un país vivir en estado de conflicto”.

“Ninguno quiere una sociedad donde la falta de armonía genere una conflictividad permanente. El Gobierno tiene que entender que, si garantizó que las paritarias van a seguir funcionando, las paritarias tienen que ser paritarias y no un cepo donde el primero que no cumple es el propio Gobierno”, postuló Daer.

En este sentido, indicó que “el año pasado hablaron primero de un 17 por ciento (de inflación), luego de un 19 por ciento, y a mediados de año ya era del 21 por ciento y tampoco se cumplió”.

“Se le queman los papeles de la macroeconomía y eso en ningún caso es responsabilidad del asalariado”, sostuvo Daer en la entrevista que concedió este mediodía.

En este contexto, el triunviro de la CGT remarcó que, desde el Gobierno “no pueden decir que el salario fue el motor de la inflación” sino que “lo fueron los ajustes permanentes en las tarifas, en los combustibles y en la vorágine de esta economía dolarizada”.

“Creo que las metas que se propone el Gobierno nunca las viene cumpliendo. Seguramente habrá que reivindicar una cláusula gatillo”, dijo Daer sobre las discusiones paritarias y, a la vez, llamó a “esperar a fines de febrero próximo, cuando comience a moverse la rueda de las paritarias más importantes”.

27,12%. Para la CGT, la inflación fue del 27,12% en el 2017 y el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó 20,7%. Según el informe del Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la central obrera, la inflación de diciembre pasado llegó al 2,7%.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Día

×

Comentario de los Lectores

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.