14 de Diciembre de 2017

Política

Estados Unidos reconoció a Jerusalén como capital de Israel

6 de Diciembre de 2017

Donald Trump ordenó el traslado de la embajada estadounidense y llamó a "la calma, la tolerancia y la moderación" en Oriente Medio.

Trump

Las protestas de decenas de países no le importaron. El presidente de Estados Unidos Donald Trump decidió patear el tablero y romper con décadas de diplomacia estadounidense e internacional al "reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel". "Es reconocer la realidad", afirmó el mandatario, que anunció el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.
En su discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, Trump instruyó a su Gobierno a "contratar arquitectos" para construir una nueva embajada en Jerusalén que será "un tributo magnífico a la paz". "Ese proceso comenzará de inmediato, aseguró, en lo que definió como un mero "reconocimiento de la realidad" que existe en Israel. Con el traslado "reconocemos finalmente lo obvio: que Jerusalén es la capital de Israel", añadió.
Trump subrayó que su construcción cumple con lo ordenado por una ley de EE.UU. de 1995, que instaba a trasladar a la Ciudad Santa esa legación pero que los anteriores presidentes norteamericanos decidieron no implementar.

"Después de más de dos décadas de posponer (la implementación de esa ley), no estamos más cerca de un acuerdo duradero de paz", señaló Trump, al asegurar que no tiene sentido pensar que "repetir la misma fórmula exacta" dará un resultado diferente

No bstante, "los EEUU siguen comprometidos en lograr un acuerdo de paz entre ambos bandos", insistió el mandatario. En un esfuerzo para calmar a los palestinos, Trump afirmó que los EEUU apoyan una "solución de dos estados" (es decir un estado palestino independiente) y pidió "mantener el status quo" en los lugares sagrados de la Ciudad Santa, entre ellos la explanada de las Mezquitas, uno de los principales lugares de culto del Islam.
El mandatario llamó además a todas las partes en Oriente Medio a la "calma, la tolerancia y la moderación" ."Es hora de que todas las naciones civilizadas (...) respondan a los temas que generan desacuerdo con debate, no violencia", dijo Trump.
Fue otro giro de política en las antípodas de su predecesor Barack Obama. Con Trump, los EEUU regresaron a una política de apoyo inquebrantable a Israel tras un final de mandato del demócrata marcado por la crisis generada por la negativa de Estados Unidos a bloquear una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenando la colonización israelí.
Jerusalén, una cuestión pasional
La cuestión de Jerusalén y en particular de sus lugares santos es profundamente pasional. Los dirigentes palestinos reivindican Jerusalén Este, ocupada desde 1967 y anexionada por Israel, como la capital del Estado al que aspiran. La comunidad internacional nunca reconoció a Jerusalén como capital de Israel y considera Jerusalén Este como un territorio ocupado. Israel por su parte proclama todo Jerusalén, Oeste y Este, como su capital "eterna e indivisible".

TRump1

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, dijo que la decisión de Trump "destruye cualquier oportunidad para la solución de los dos estados". La ONU repitió por su parte que el estatuto de la ciudad debe ser negociado entre israelíes y palestinos.

Más temprano, los grupos palestinos convocaron a tres "días de ira", expresión consagrada para atraer manifestantes a los chekpoints israelíes donde muros y miradores de cemento separan a Cisjordania y a la franja de Gaza del territorio israelí.

 

 

 

Fuente: TN

×

Comentario de los Lectores

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.