22 de Noviembre de 2017

Vida y salud

Decime qué te duele y te diré qué estás somatizando

4 de Noviembre de 2017

Detrás de todo síntoma físico se oculta una emoción que no pudo ser expresada. En esta nota, te contamos qué señales está dando tu cuerpo y su significado.

  

Dolor

¿Te duele la cabeza? ¿Te molesta la garganta? ¿Sos de resfriarte seguido? A veces, los síntomas físicos pueden estar estrechamente relacionados a emociones que no pudimos expresar en su momento. Cada persona es única y a pesar de que todos somos seres biológicos percibimos el mundo de manera diferente y codificamos la información de manera distinta. Por esta razón, podemos presentar el mismo síntoma físico habiendo vivido situaciones completamente distintas y que dos personas vivan de distintas maneras, la misma experiencia traumática.

Para descubrir el motivo por el que una persona tiene determinada manifestación corporal primero debe preguntarse: "desde cuando tiene el síntoma" y "para qué le sirve el órgano implicado". ¿Cuáles son las manifestaciones más comunes y su significado? ¡Tomá nota!

Lo que dice nuestro cuerpo:

-Gastritis: detrás de todo síntoma que termina en "itis" sabemos qué hay inflamación y que la persona lo vive con una connotación de ira o bronca. Generalmente, ocurre que la persona con gastritis dice que "Sí" a cosas que quiere decir que "No". Entonces, acepta ciertas cuestiones para que los demás no se enojen o para no sentirse culpable. Se trata de una persona que hace lo que los demás quieren y no lo que realmente quiere hacer. ¿Cuál sería la solución? Aprender a decir que "No". Si uno no se prioriza, menos lo van hacer los demás.

-Dolores de cabeza: aparecen porque tenemos pensamientos de desvalorización con nosotros mismos. La cabeza es símbolo de autoridad y en este caso la pregunta debería ser: ¿Quién es una autoridad para nosotros? Puede ser nuestro padre, un jefe, la madre, dios, etc. La cabeza duele para que esa persona deje de pensar en una situación puntual. El inconsciente, con el objetivo de bajar el estrés, va a mandar una solución para que la persona deje los pensamientos de lado y ahí es cuando aparece el dolor de cabeza. En conclusión: los límites están para romperlos, quizás la cabeza duele porque está tratando de romper esos límites. La única receta efectiva, en estos casos, es empezar a confiar en uno y dejar de culpar a los demás de los fracasos propios. Si crees que no sos bueno es porque alimentaste esa creencia y ahora tenés que reinventarte y convertirte en eso que te gustaría ser.

-Sinusitis y resfríos: la nariz sirve para oler, reconocer y prevenir peligros. Cuando presentamos un síntoma como sinusitis (inflamación de los senos paranasales y agua que sale de la nariz) estamos frente a un conflicto de irritación a causa de una separación con peligro. Habitualmente aparece después de una separación inesperada, ¡no olvidemos que el amor entra por la nariz debido a las feromonas! Por esta razón, el cerebro manda la señal de segregar más mucosidad porque cree que algo está impidiendo su buen funcionamiento.

-Faringitis: hablamos de tragar y comunicar, la inflamación se puede producir cuando se expresó algo que hace tiempo la persona se estaba tragando y esto que expresa presenta ira y enojo. Un ejemplo podría ser "callarme, porque es mi jefe", si digo lo que siento se van a enojar conmigo, entonces mejor lo callo.y el resultado se transforma justamente en una molestia en la garganta.

-Bronquitis: denota un conflicto de falta de espacio: "no me siento libre donde estoy", "no tengo mi lugar en esta casa" o un conflicto de miedo bajo amenaza, " tengo que terminar mi proyecto porque mañana viene mi jefe a evaluarnos". En este caso, el proyecto es mi territorio, si el proyecto está bien logró quedarme en mi trabajo, mi jefe y la evaluación es mi miedo: que va a pasar si no le gusta, si no lo aprueba. Por otra parte, los pulmones se relacionan con el espacio, la libertad y los miedos. Una bronquitis, también puede desencadenarse por no sentirme libre con respecto a mi pareja, tal vez porque es muy celoso y no me deja salir sola o porque no tengo mi espacio de soledad.

-Cistitis: se trata de la inflamación de la vejiga urinaria. Hablamos de un conflicto de no tener territorio, de estar desorganizada en mi propia casa o lugar de trabajo. A veces, este síntoma se presenta cuando la persona se siente desorganizada por la llegada de una persona a su casa: " tenía mi vida organizada y entonces mi hija se separó y vino a vivir a mi departamento" o "estoy viviendo con mi suegra y siento que no tengo espacio en este territorio". A veces, se presenta una cistitis en plena mudanza o cuando existen sentimientos de no poder marcar territorio. Lo mejor, pasar a la acción, marcar los límites y organizarse.

Un camino a la sanación. En conclusión, detrás de todo síntoma hay una creencia inconsciente con la cual nos justificamos para no hacer lo que queremos hacer. Aprender a ser coherentes con nosotros mismos es el primer paso para lograr sanarnos. Si pienso rojo, siento verde y hago azul, mi cuerpo va a presentar un síntoma debido a la incoherencia que se presenta. Debemos comprender que la enfermedad es la expresión de un desequilibrio causado por un conflicto emocional repetitivo que no logramos resolver, un shock inesperado que lo vivimos en soledad y sin solución aparente, como una muerte, un accidente, una separación o una perdida.

Fuente: Natalia Barrera, fundadora y directora de la Escuela Nefer

 

 

 

 

 

 

×

Comentario de los Lectores

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.